3 TIPS para superar los incómodos Dolores Mestruales

Probablemente eres una de esas mujeres que cada 28 días atraviesa el difícil periodo de soportar incomodidad y dolores en la zona del vientre. Seguramente también has intentado todos los métodos conocidos y desconocidos para evitarlos. Pero quizas nunca has probado con éste aspecto del conflicto del que me gustaría hablarte ahora.

Todos nuestros órganos vitales son una entidad consciente, eso quiere decir que tienen una conciencia individual que actúa en el colectivo general que conocemos como cuerpo humano. Con esto lo que quiero decirte es que debemos cambiar nuestro paradigma de ver al cuerpo físico como una simple entidad biológica.

Como terapeuta y creador del sistema terapéutico Luminia he ayudado a decenas de mujeres a superar sus dolores menstruales, la clave es que el dolor, generalmente tiene un origen mucho más sutil y profundo que simplemente una molestia física. Cada zona de nuestro cuerpo y en éste caso los genitales femeninos, en su ADN Espiritual acumulan memorias emocionales, mentales y espirituales del pasado. Generalmente cuando hemos sanado dolores en las mujeres al comunicarnos con la memoria interdimensional de la zona afectada hemos descubierto registros  como que su condición de mujer ha sido herida en su niñez de diferentes maneras, o muchas veces que vienen con una herencia de mujeres dañadas desde sus ancestros femeninos.

Estas heridas emocionales son las que terminan dañando a los genitales. Por si esto fuese poco las mujeres que sufren de molestias suelen maldecir su condición femenina sistemáticamente cada 28 días. Incluso personalmente he escuchado a varias mujeres decir frases tales como “porqué no habré nacido hombre todo sería más fácil que ser mujer” etc.

Si eres una de estas mujeres te aconsejo que no vuelvas a tener este tipo de pensamientos y sentimientos negativos y de rechazo hacia tu condición femenina ya que estás empeorando las cosas.

Entonces sin profundizar demasiado te he compartido dos aspectos que te provocan daños, uno son tus registros o memorias heridas y otra es la actitud que tienes hacia tu condición femenina.

El primero es más fácil liberarlo a través de una terapéutica no obstante no es la única manera ya que se puede ver beneficiado por el segundo que es adoptar una actitud positiva hacia tu condición femenina.

Me gustaría compartirte éstos simples ejercicios que suelo darle a mis consultantes luego de las terapias para que apliquen a diario como filosofía de vida.

Pasos a realizar:
1- Toma conciencia de que tus órganos son entidades consientes no los rechaces ni maldigas.
2- Cada noche al acostarte coloca las manos en tu vientre y conéctate con ellos, con la certeza de que te escuchan, diles por ejemplo que los aceptas y que te sientes orgullosa de ser mujer. Es importante que sientas con todo tu corazón éste amor.
3- Cada 28 días honra la bendición de ser mujer, cuando sientas dolor, habla con él y dile que amas a tus genitales y que ya no necesitan experimentar dolor. Poco a poco te irás relajando.

Transforma éstos 3 Tips en un hábito permanente.

Ojalá te ayude con éstos consejos, es importante que comprendas que no es la intensión reemplazar la parte médica y biológica sino que es complementar con amor el proceso.

No olvides honrarte a ti y a la vida por ser mujer, ámate cada día más y más, eres una criatura divina.

Por Lucas Elizalde:
Terapeuta, Educador Canalizador
Creador de Luminia
www.luminia.org