Cómo tu propio ADN y tu Conciencia Modifican el Universo

Hola en este artículo quiero contarte cómo nuestro ADN ejerce influencia sobre el universo y también preguntarnos, ¿cuando modificamos nuestro ADN interdimensional a través de la sanación, nos modificamos solamente a nosotros mismos o también estamos elevando y modificando la energía del universo?

Desde la antigüedad se conoce el efecto del universo o del sistema solar sobre el humano a través del conocimiento de la astrología. Dr. Percy Seymour, miembro de la Royal Astronomical Societey, afirma que sí existe un efecto físico ocasionado por la posición de los planetas en el nacimiento de una persona, y esto se debería a una interacción compleja entre los campos electromagnéticos de los diversos planetas.

Lo que plantea Seymour es una versión sofisticada de la música de las esferas de Pitágoras, donde la armonía -la gravedad, la posición, la masa, y campo magnético- de cada cuerpo celeste forman parte de la gran sinfonía del universo.

El Dr. Seymour cree que el feto en el vientre materno recibe señales magnéticas a través de las células de su sistema nervioso, las cuales actúan como antena, e incluso el momento de nacimiento es detonado por esta influencia magnética. A lo largo de su vida una persona mantendría sus bioritmos y ciclos celulares conforme a esta impronta regulada por la influencia de ciertos planetas.

Por otra parte y de forma inversa, el físico Ruso Vladimir Poponin, a comienzos de los 90 dirigió una serie de investigaciones donde se demostró cómo el ADN humano ejerce influencia sobre el mundo que nos rodea.

El experimento de Poponin consistió en investigar la relación entre el ADN humano y los fotones (partícula elemental responsable de las manifestaciones cuánticas del fenómeno electromagnético). Para realizar el experimento vaciaron completamente un tubo de vidrio sacando todo el aire. De esta manera lo que queda dentro del recipiente son solamente pequeñas partículas de luz (fotones). Posteriormente midieron la distribución de los fotones dentro del tubo, no presentaron sorpresa alguna, ya que los fotones dentro del tubo estaban distribuidos aleatoriamente, como se preveía.

Luego de la medición, colocaron dentro del tubo ADN humano y volvieron a medir los fotones, y para sorpresa éstos aparecían alineados con la cadena de ADN. Lo que nos está diciendo esta parte del experimento es que ¡el ADN tiene efecto sobre las partículas que componen nuestro mundo!.

Esto es justamente lo que el espíritu de las tradiciones más antiguas nos dicen, algo dentro de nosotros tiene efecto en el mundo que nos rodea. Poponin por primera vez comprobó esto en un laboratorio.

Pero el experimento no concluyo allí, la segunda fase es mas sorprendente todavía, porque cuando removieron el ADN del tubo, se esperaba que los fotones volvieran a distribuirse aleatoriamente, pero lo que sucedió es que los fotones continuaron alineados, aun cuando el ADN ya no estaba dentro del tubo.

Este experimento fue nombrado “ADN Fantasma” y lo que nos dice es que nuestro ADN se comunica con las partículas que conforman nuestro mundo.

Ahora observemos lo siguiente, como hemos comentado en otros artículos: a nuestro sistema interdimensional podríamos dividirlo en dos grandes grupos de energía, y éstas son “la energía armónica e inarmónica”, traumática o de muy baja frecuencia que la conforma nuestra oscuridad por describirlo de alguna manera (traumas, angustias, miedos, etc.).

Entonces cuando sanamos a través de un proceso de neutralización interdimensional nuestras propias oscuridades y elevamos nuestra frecuencia de luz, ¿nos beneficiamos individualmente?, o ¿también estamos ejerciendo una influencia y un beneficio a todo el universo?.

La conciencia cuántica está debilitando cada día más nuestros sentimientos de individualidad y transformándola en una conciencia de unidad.

Fuente: “La ciencia del milagro” Gregg Braden y urgente24.com

Participa!!! Deja aquí tu comentario....